febrero 9, 2011

Reunión el colegio

conciliacionEsta semana la profesora de Ana ha preparado una reunión para explicarnos cómo van aprendiendo nuestros hijos y ver de qué manera podemos colaborar en casa.

Ni mi marido ni yo hemos podido asistir. Yo tengo un trabajo en el que realmente no tengo problemas para “escaparme” a este tipo de cosas, pero es que esta semana ha sido prácticamente imposible.

Hasta la fecha no hemos faltado a ninguna y hemos hecho un verdadero esfuerzo por ir a todos y cada  uno de los actos que el colegio organizaba. Pero mientras los colegios tengan un horario tan diferente al de los trabajos de los padres y no exista una política real de conciliación, a lo largo de la vida escolar de mis hijos faltaré a alguna otra más, seguro.

Tengo un ligero cargo de conciencia, pero entiendo que no siempre podemos dejar nuestros trabajos cuando nos gustaría. Espero que el viernes, cuando vaya a por Ana al colegio, la profesora me resuma el contenido de esta reunión, aunque sea en mitad del patio. Confío en ello.

¿Debería sentirme peor por no haber asistido a una reunión en el colegio de mi hija? ¿Habéis faltado alguna vez a una reunión de este tipo? ¿Qué medidas propondríais a nuestros gobernantes para facilitar la conciliación laboral?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

3 Comentarios

  • 1. Reyes Robledo Fernandez de Tejada  |  febrero 16, 2011 at 0:24

    Te entiendo perfectamente, mi opinión es que el tema de la conciliación tiene que mejorar mucho! En fin, que yo acabo de tener al tercero y cuando lo escolarice a los 3 (de momento, sólo tengo a dos en el cole) no tengo ni idea de como lo voy a hacer. Ánimo!

  • 2. Carmen  |  febrero 21, 2011 at 16:45

    Reyes, gracias por tu comentario! Te admiro con tres!!! yo que con dos casi no llego, con tres me pareces una heroina! Un abrazo

  • 3. saldelapuro.blogspot.com  |  agosto 23, 2012 at 10:02

    Seguro que la profesora te lo explica todo. Yo tengo 2 hijos que se llevan un año, y siempre me ponían las reuniones ala vez así que solo podía ir a una pues a mi marido no le permitían “escaparse” así que solo me quedaba hablar con la profe e ir una vez a cada una, una vez a la de la mayor y otra a la delpeque. Y la profesora de la renión a la que había faltado me la resumía cuando iba a por los niños. Un abrazo.

Deja un comentario

Requerido

Requerido (permanecerá oculto)


siete − 1 =

Subscríbete a los comentarios via RSS