enero 10, 2011

¿Qué hacer con los juguetes que “sobran”?

Lo primero y más importante de todo ¡Feliz 2011! Espero que este año que comienza no sea malo y esté plagado de muchos momentos de felicidad.

¿Cómo se han portado los Reyes Magos? En casa “demasiado” bien y es que como cada año, se nos ha ido el tema de las manos y os prometo que siempre, siempre, siempre intentamos que no suceda así.

Sin embargo, entre los regalos de casa, los de los abuelos, tíos, primos, amigos… los niños han tenido tantos paquetes para abrir que el contenedor de papel de al lado de casa no saludaba cada vez que nos veía aparecer ;-P.

Pero imagino, que el llevar papeles de regalo y cajas de cartón a reciclar es uno de los daños colaterales menos importantes de estos días. La felicidad de los niños al ver tanto paquete realmente emociona, pero ¿necesitan tanto? Yo creo rotundamente que no, de hecho con una cuarta parte posiblemente seguiría siendo demasiado.

Y claro, tras la avalancha de regalos y juguetes…. ¿dónde los colocas? Os juro que en nuestro piso hay juguetes hasta por el pasillo, en su cuarto ya no cabe nada y cuando digo nada, es de verdad.

No queda más remedio que hacer hueco y hemos quedado con ellos, bueno con Ana, que a Carlos lo único que le interesa es un tren al que ya ha quitado las ruedas y una moto teledirigida, que el fin de semana tenemos que ver qué cosas no usan para dárselos a niños que los necesiten más.

Ana de momento no ha puesto pegas, veremos cuando comience la selección….

Muchos padres no saben qué hacer con aquellas cosas que sus hijos han dejado de usar y que están más o menos nuevos y pueden aprovecharlos otros niños.

Nosotros, los juguetes y un carrito de Ana, los llevamos al Hospital Niño Jesús de Madrid. Allí los revisan y clasifican por edades y los reparten entre las zonas comunes de las habitaciones de los niños ingresados. Creo que también admiten cuentos.

Supongo que en los grandes hospitales con unidad de Pediatría recogen también los juguetes para que los niños allí tratados puedan hacer su ingreso más llevadero. Sería cuestión de preguntar en cada hospital.

Por eso, desde aquí, antes que tirar las cosas que tus hijos no quieren, piensa si otros niños pueden utilizarlos. Seguro que cerca de tu casa hay alguna ONG o iglesia o incluso un hospital donde estarán encantados de recogerlos para que niños con menos suerte que los tuyos puedan disfrutar de ellos.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

4 Comentarios

  • 1. anatrivi  |  enero 10, 2011 at 21:30

    En muchos sitios ya no quieren juguetes si no están con su envoltorio, aunque en algunos hospitales de Madrid siguen recibiendo juguetes “usados”. Reciclar entre la familia tampoco está mal. A mi me ha pasado una cuna mi vecina y con dos manos de pintura y unas sabanitas con puntillas hechas por yo misma ha sido el regalo estrella de estos Reyes. Los muñecos de mi hijo que ya no usa se lo paso a sus primos, aunque tengo que decir que muchos juguetes que ya tiene mucho trote terminan en el “punto limpio”

  • 2. Diana sanchez serrano  |  enero 11, 2011 at 17:19

    Carmen, gracias por tu consejo de entregar juguetes en los hospitales…la verdad es que no se me hubiera ocurrido nunca!
    Sólo teniamos en mente la parroquia o Cáritas, pero creo que puede ser muy util para ellos y una experiencia de lo mas enriquecedora para nuestros hijos!

  • 3. Carmen  |  enero 12, 2011 at 12:08

    Diana, de nada, pero antes preguntales, no vaya a ser que llegues allí cargadita de juguetes y te hagan darte la vuelta porque no los aceptan. Un beso!

  • 4. silvia | jugueteria  |  mayo 23, 2012 at 11:14

    Llego tarde al post, pero creo que es interesante. Mi consejo es que si están en buenas condiciones, lo intentes vender por alguna plataforma online que se dedique a la segundamano, no suele ser dificil insertar los anuncios y en algunas lo puedes hacer de forma gratuita. No cuesta nada y le puedes sacar rendimiento y a la vez hacer un favor a alguien más desfavorecido que pueda adquirir el artículo por un precio inferior al que tiene de nuevo.

Deja un comentario

Requerido

Requerido (permanecerá oculto)


8 − = tres

Subscríbete a los comentarios via RSS