diciembre 8, 2010

La carta a los Reyes Magos

Ya tenemos aquí las Navidades y  estamos en la intensa labor de investigación sobre lo que se va a pedir Ana a los Reyes Magos.

arbol-navidadNo sé vuestros hijos, pero mi pequeña saltamontes nos lo está poniendo muy difícil: o se pide todos los juguetes que anuncian en la televisión y ve en los catálogos o no suelta ni Pamplona sobre sus deseos.

Cuando era más pequeña era relativamente fácil acertar, pero ahora que ya tiene 4 añazos, la enana tiene claras  sus preferencias y gustos muy definidos, aunque ahora juegue al despiste.

Este año tenemos más o menos claro que hay que renovar su vestido de Princesa (zapatos y complementos a juego, claro está) y ese objetivo ya está conseguido. En las tiendas Disney tienen de todo en este campo y me sentí como un hada madrina eligiendo su vestido. Este año me hubiera gustado escoger el de Maléfica, sí, habéis leído bien, a ella le encanta…. pero como no hay disfraces de mala en Disney, tuvimos que conformarnos con el de la Bella Durmiente.

Otra de las cosas que más repite es que quiere un ordenador, pero sin ratón, “como los vuestros” (tanto su padre como yo tenemos un portátil en casa) así que es posible que le echemos un vistazo a los que hay adecuados para su edad. Teniendo en cuenta cómo maneja mi iphone o cómo domina la Nintendo DS de su padre, el ordenador no será ningún reto para ella.

Y luego nos ha pedido algo que según ella es un maletín con un muñeco que cuando lo aprietas le salen granos, trenzas de colores y mocos… os juro que andamos de lo más perdidos. No tenemos ni la más remota idea de a qué juguete se refiere y mira que nos tragamos todos y cada uno de los anuncios de la tele y hemos repasado al detalle los catálogos que caen en nuestras manos. Si vosotros sabéis a qué se refiere os agradeceré infinitamente vuestra ayuda.

Con Carlos de momento es muy fácil: él es feliz con balones, coches, trenes, figuritas de animales y tacos o construcciones para su edad.

Además de estas cosas, siempre suelen caer libros, pinturas, plastelinas… que les gustan mucho y detallitos de última hora que no puede resistirme a llevar a casa cuando estoy mirando regalos para el resto de la familia.

Es terrible porque no quiero que mis hijos se acostumbren a tener millones de cosas cada año y quiero que valoren la enorme suerte que tienen, pero ¿dónde está el límite? ¿Cómo hacerles valorar los juguetes o regalos que otros niños no tendrán jamás? ¿Cómo evitar malcriarlos? ¿Cómo explicar a tíos y abuelos que no se pasen? ¡Qué tarea tan complicada!

Y vuestros hijos ¿qué han pedido a los Reyes Magos este año? Si no lo tenéis claro, echadle un vistazo al Especial Juguetes de nuestra revista ¡están los más indicados para cada edad!

PD: os dejo una foto de nuestro árbol de Navidad. Lo hemos puesto ya  y Carlos está alucinado. En cuanto nos descuidamos ha quitado todos los adornos que están a su alcance y los ha desperdigado por el salón 😉

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 Comentarios

  • 1. Dani  |  diciembre 10, 2010 at 20:30

    Estoy deseando ver sus caras el dia 6..que ganas de ver a mi pichu disfraza de Bella Durmiente!!
    Por si te sirve de ayuda, cuando estuve con su abuela por un centro comercial, sacó a relucir el tema del maletin cuando vio ‘algo’ en una de los puestecillos que habia por los pasillos..decia que ella no tiene ninguno y que lo desea con toda su alma..asique buena suerte con la busqueda! En cuanto sepa algo mas, te informo!

  • 2. Carmen  |  diciembre 14, 2010 at 11:15

    ¡misterio resuelto! Que lo que le gusta era el Quién es quién!!!!!! alucina vecina!!!!

Deja un comentario

Requerido

Requerido (permanecerá oculto)


cuatro − = 1

Subscríbete a los comentarios via RSS