noviembre 29, 2010

Cosas útiles cuando tienes un hijo

marcilla-monodosisHace unos días estuve en la presentación de un nuevo producto de Marcilla. Son monodosis listas para colocar en una cafetera italiana y os aseguro que son un gran invento, sobre todo para los torpes que siempre se nos cae un poco al prepararlo (¡lo que se desparraman los polvitos esos madre!). Es muy limpio y cuando vas a lavar la cafetera sólo tienes que sacar la monodosis y tirarla a la basura, sin que los posos del café ensucien nada. Además, el café sale más concentrado y huele de maravilla.

Es probable que os estéis preguntado por qué os cuento esto y es que de cosas prácticas va el tema…. 

A mi alrededor tengo a varias embarazadas o futuros padres primerizos que están a punto de vivir en primera persona el incomparable milagro que es tener un hijo (Paula, Elvis, Carlos, Inma, Ricardo va por vosotros).

Están inmersos en plena vorágine de compras para que todo esté a punto cuando sus bebés lleguen, yo trabajo en Crecer Feliz y soy madre de dos enanos, así que adivinad de qué hablamos últimamente o mejor dicho, para que me llaman constantemente… “Oye Carmen, ¿tú qué carrito te comprarías ahora?” “Carmen, ¿qué pañales has usado tú? ¿Cuáles le compro al enano?” “Carmen, ¿merece la pena la bañera-cambiador o me compro una bañerita para meter dentro de la nuestra y listo?”  “Carmen, ¿sirve para algo el calientabiberones? Me lo quieren regalar y no sé si es un trasto…”, “Carmen, tú no tenías parque ¿no? ¿Lo compro o no vale la pena?”

Así que a todos les suelto el mismo rollo. Cada padre y madre son un mundo y lo que a unos nos resulta muy práctico, a otros les parece un estorbo en su casa. Sin embargo, hay productos o cosas que en mi caso me han solucionado la vida o me han ayudado mucho en mi día a día como madre.

Obviamente no nombro ni los pañales desechables ni las toallitas húmedas porque doy por hecho que nuestra generación no ha conocido otra cosa y nos parece impensable llevar unos trozos de tela blanca dentro del bolsón e ir a lavarlos al cuarto de baño de turno cuando el bébé se haga caca (¿Cómo lo harían nuestras madres? De pensarlo me entran escalofríos… todo el día guardando un pañal empapado con restos de caquita… por muy de nuestro hijo que sea).

A mí me han resultado realmente prácticos los siguiente productos. Me dejo muchos, seguro, pero ya me acordaré, ya:hamaquita

– Hamaquita: con ella llevaba por toda la casa al bebé y me veía constantemente. Mis hijos no han sido especialmente dormilones, por lo que constantemente reclamaban mi atención y no lograba hacer nada de nada. Así que desde que los puse en la hamaca lograba hacer otras cosas en casa como ducharme (sí. ducharme, porque metía la hamaca en el cuarto de baño y el enano de turno se quedaba encantado mirando o escuchándome en lugar de ponerse  llorar en su cunita), hacer la comida (no quiero carcajadas por parte de los que me conocen) o simplemente leer un libro o recoger algo la casa mientras ellos descubrían el mundo mientras se balanceaban en la bendita hamaca en lugar de estar “encerrados” en una mini cuna.

– Las pastillas esterilizadoras: lo más práctico del mundo. Llenabas un recipiente de plástico con agua del grifo, le ponías la pastilla y metías los biberones, chupetes o cualquier objeto que necesitaras esterilizar y listo. Nada de rollos de hervir o aparatos que ocupan un montón en la cocina.

– La Pasta Lassar: la mejor crema para el culo del mundo. Por lo menos para mis hijos, es mano de santo. Es verdad que a diario uso otras muchas que son buenísimas como Eryplast de Lutsine o la crema pañal de Caléndula de Weleda, pero por las noches o cuando se les irrita un poco el culete, lo mejor es poner Pasta Lassar, además es baratísima (me la descubrió mi prima Isabel, madre de dos churumbeles y enfermera de pediatría en un gran hospital.. así que ella sí que sabe de estas cosas).

– El sacamocos de aspirar por el final de un tubo de plástico, no el de pera, que no sirve para nada. Es increíble el rechazo que produce este artilugio  la primera vez que lo ves “¿Esto qué es? ¿Un sacamocos o un aparato de tortura propio de la inquisición?” Pero con el tiempo, le verás hasta la gracia, sobre todo, cuando tu bebé tenga la naricita llena de mocos, no respire bien y por tanto no pueda dormir o comer….y de verdad, es superfácil de usar ¡lo he logrado hacer hasta yo! 

– El saco de dormir.  Hasta que no los conoces, te pasas la noche en vela y comprobando si el bebé se ha destapado. Una vez descubierto este invento, tu sueño nocturno comienza a ser muuuucho más placentero ya que con él, tu hijo duerme tapado sí o sí.  Gracias Mamen por recordármelo.

– La hamaquita para la bañera. El momento del baño durante las primeras semanas de vida de Ana fueron una tortura. La enana no paraba de chillar cada vez que la introducíamos en la bañera. Si al estrés que nos causaba este hecho, añadíamos la torpeza propia de los primerizos, el aseo de nuestra primera hija era un suplicio diario. Pero un buen día alguien nos habló de esta hamaca en la que tumbas al bebé en ella y  se introduce en la bañerita (sólo aptas para las de base firme). Fue mano de santo, la niña dejó de llorar, nosotros la bañábamos con mucha más seguridad y por fin logramos disfrutar de ese momento. Katia ¡con lo que hemos hablado de esto y se me había pasado nombrarlo).

– El DVD portátil. Cuando los bebés dejan de ser tan bebés, empiezan a no aguantar mucho en el coche. Os aseguro que les pones una peli y hacen los viajes de mucho mejor humor y la tranquilidad reina en el interior del vehículo.

Y vosotros ¿qué aparato o producto os ha solucionado la vida?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

9 Comentarios

  • 1. katia  |  noviembre 29, 2010 at 21:48

    Hola Carmen!
    Totalmente de acuerdo con todos los artilugios que has nombrado, qué hubieramos hecho sin ellos…..yo añado la bañerita que se acopla a la nuestra (aunque ya has nombrado algo del tema)pero vamos, que cuesta sólo 10€ en carrefour, la llenas, la vacias y la secas en la misma bañera, sin necesidad de ir con una maguerita deshaguando en un barreño ni con el barreño por toda la casa con la posibilidad de que gotees o tropieces y la lies!!! vamos que para mí ahora con un cambiador del ikea y con una de estas bañeritas el tema baño solucionado! además de que las que vienen en los cambiadores son súper pequeñas y a los 3 meses como mucho ya no caben y te salpican tooodo en la habitación!!!
    Bueno y por contar mi doble experiencia como madre a otras futuras madres y por si les puedo ayudar a ahorrar un poquillo;
    .calientabiberones………no lo he usado y he necesitado pero me lo regalaron.
    .sacaleches………………el eléctrico sin lugar a dudas!
    .trona………………………cuanto menos cueste de limpiar, ocupe y pese mejor.
    .tacataca………………….son 2 o 3 meses que a ratitos te sacan de muchos apuros, y no les curvan las piernecitas como dicen, tonterias! eso si les dejas allí todo el dia, pero a ver qué bebé aguanta más de media hora! los mios por lo menos no.
    .esterilizador……………..es carísimo pero si te lo regalan como a mí pués es muy cómodo.
    .baby papa o como se llame……también digo lo mismo que con el anterior pero para mi el inconveniente que he visto ha sido que sólo te sale comida para 1 o 2 dias.

    Bueno espero haber ayudado a alguien pero ya no os aburro más que esto no tiene fin !!!

  • 2. katia  |  noviembre 29, 2010 at 21:57

    Por cierto…me encanta la foto que has puesto de la súper mamá trabajando con su portatil en el parque mientras sus hijos disfrutan del aire libre!

  • 3. Paula  |  noviembre 30, 2010 at 0:02

    Carmen, pero q bonita tu nueva foto!!! Me encanta!! Y tanto a es un milagro tener un hijo, y por suerte cuando tardas un poco mas de la cuenta, mucja gentede tu entorno ha pasado ya por ello asi q vienen bien todos los consejos y posts comoel tuyo, anotado queda todo!!! Ygracias tb por los consejos de embarazo!!! Mil besos

  • 4. Carmen  |  noviembre 30, 2010 at 11:58

    Katia ¡madre mía! cuántas cosas 😉 yo por ejemplo no usé nunca ni calientabiberones ni tacataca. Eso sí, totalmente de acuerdo con lo del sacaleches. Con Ana lo usé manual y casi me muero, sin embargo, con Carlos me regalaron uno eléctrico y ni punto de comparación.
    ¡Gracias por lo de la foto! 😉 Quedó muy bonita sí!

  • 5. Carmen  |  noviembre 30, 2010 at 12:01

    Paula remuac, gracias por lo de la foto… Por supuesto sabes que me puedes llamar, escribir o venir a verme un millón de veces cada día ¿verdad? Porque pienso seguir aquí para todo lo que necesites. Besos!

  • 6. ana isabel  |  diciembre 1, 2010 at 13:27

    Acabo de conocer el blog por un correo electrónico y me encanta!! La verdad es que cuando estás esperando un bebé (sobre todo si es el primero) todo son dudas, qué comprar y qué no, que cosas vas a necesitar y cuales te van a estorbar después de compradas y cuándo ya te decides está el otro gran problema ¿de qué marca, de qué precio, de qué tamaño…? así que toda ayuda es poca a la hora de decidir qué comprar.
    Estoy tatalmente de acuerdo contigo en los objetos que has mencionado como “imprescindibles” siempre teniendo en cuenta que cada familia es un mundo, pero a mi en particular me parece muy acertada. Yo por mi parte te diré que hay un objeto que no he usado nada absolutamente y lo tengo ahí dando vueltas: el cojín de lactancia, y es que, al final, es más fácil “engancharte” al bebé al pecho y punto, que estar buscando y colocando el cojín…
    Y por el contrario una cosa que he encontrado muy útil, y no es un objeto, es una tienda para bebés de 2ª mano. Por supuesto está todo en perfecto estado (al oír segunda mano muchas madres se echarán las manos a la cabeza, lo sé…) pero la verdad es que la tienda está genial, limpia, ordenada y con multitud de objetos casi nuevos que salen muy bien de precio, yo compré mi saca leches electrico de Saro por 18 euros. A parte, también puedes llevar tú las cosas que ya no necesitas, no te las compran, las ponen a la venta en la tienda, y si a los 40 días no las han vendido, te las devuelven. Así que está bien para ahorrar comprando y para deshacerte de todas las cosas que no sabes dónde guardar cuando tu bebé va creciendo. Cómo no estoy segura de que pueda poner el nombre de la tienda (por eso de la publicidad…) esperaré a que contestes para ponerlo. Un saludo y felicidades por tu blog.

  • 7. Nago  |  diciembre 1, 2010 at 23:50

    Casi totalmente deacuerdo.
    Con las pastillas esterilizadoras no tengo opinion, no las he llegado a utilizar. Descarado que lo de hervir es un engorro y ademas te queda todo blanco de cal.
    Yo utilice un artilugio para el micro. Una especie de caja de plastico con tapa y doble fondo. Abajo ponias el agua, arriba los bibes, cerrabas y 7 min al micro. Ocupar ocupa algo, pero resulta muy barato.

  • 8. Carmen  |  diciembre 2, 2010 at 11:33

    Ana Isabel y Nago: bienvenid@s a mi blog y espero que os guste participar en él.

    ¡todas las buenas ideas y comentarios siempre son bien recibidos por el resto de mamás!

    Besos a tod@s

  • 9. itami.1095  |  diciembre 19, 2010 at 3:17

    ¡ Hola a todas ! Es la primera vez que comento , aunque ya llevo un tiempo leyendo este blog. Estoy de acuerdo con la lista que habeis elaborado , y yo por mi parte , añadiría como imprescindible el ” vigilabebés “. Tengo un niño de 7 años y otro de 2 y medio , y con los dos lo he utilizado muchísimo. En ambos casos han estado en su habitación desde los 15 días y este aparato me daba mucha tranquilidad para poder tenerles controlados sin necesidad de estar continuamente a su lado.

Deja un comentario

Requerido

Requerido (permanecerá oculto)


nueve − 3 =

Subscríbete a los comentarios via RSS