septiembre 22, 2010

Uniforme en los colegios

Hace unos días leí un artículo en un diario nacional sobre el negocio que hacen algunos colegios concertados con los uniformes de sus alumnos. Aunque no es lo normal, el sablazo que les pegan a los padres es considerable. Esta noticia me hizo pensar sobre los disgustos que nos ahorraríamos en casa cada mañana si Ana no tuviera otra opción que el uniforme.

Mi enana va a uno de los pocos colegios concertados de Madrid en el que los alumnos no llevan uniforme ¡ni el mismo baby tienen que llevar! Esto nos ocasiona muchos problemas porque por más que digamos que se tiene que poner lo que le decimos su padre o su madre, ella intenta cambiar el modelito siempre que puede, lo que origina retrasos, lloros y enfados a primera hora del día.

Yo siempre he estado a favor del uniforme ya que considero que supone un ahorro económico para los padres, hace que los niños no sufran diferencias con los “marquismos” de turno, los niños no van unos de punta en blanco presumiendo de ropa y otros con el chandal todo el día, y encima, te ahorras el “Esto no me gusta” “Esto me pica” “Esto me aprieta” que sufrimos muchos padres cada mañana.

uniformeSin embargo, y aunque en mi círculo más cercano (amigos, primos, compañeros de trabajo) la mayoría están a favor de esta prenda, sí me encuentro con personas que opinan que el uniforme no es bueno para los niños.

Entre las razones que alegan están que es sexista al diferenciar entre falda para las niñas y pantalón para los niños, que no respeta los gustos de los niños y anula parte de su personalidad, que no tiene por qué ser más económico si le compras 3 chandals de oferta en una gran superficie y tiras con ellos todo el año, y que es más propio de colegios ¿”Pijos”? y no de gente “¿normal?”.

A mí no me parecen razones muy de peso, porque si Ana tuviera que reafirmar su personalidad cada mañana lo haría en forma de zapatitos de tacón de Cenicienta, tutú fucsia de Barbie y encima algún cinturón de lentejuelas más calcetines  a rayas subidos hasta la rodilla…. y  así no se puede ir al colegio por mucho que yo quiera respetar los gustos de mi hija.

Lo del sexismo se podría remediar si los colegios aceptaran que las niñas también pueden llevar pantalón, sobre todo en invierno, si así lo desean . Y sobre si es pijo o no el uniforme, me parece, con todos mis respetos, una chorrada de las más grandes que he escuchado en mucho tiempo. En varios países europeos como Gran Bretaña el uniforme es obligatorio en todos los colegios públicos, así que de “pijo” poco.

Y vosotros ¿preferís uniforme o ropa de calle para que vuestros hijos vayan al colegio?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

5 Comentarios

  • 1. Mamen  |  septiembre 22, 2010 at 12:29

    Completamente a favor del uniforme.
    Es lo mejor para nosotros, para la imagen que da el colegio y para los niños, por todos los motivos que argumentas en tu post. Yo añadiría que dejar que un niño (que no es un bebé) vaya todo el día en chándal no le enseña demasiado a evolucionar, madurar y ser autónomo en un concepto tan importante -sobre todo cuando son pequeños- como es aprender a abrochar, a quitar cordones, etc. Luego, cuando son mayores, es importante que vistan una falda, calcetines, zapatos, que estos zapatos tengan que ir limpios, que la camisa vaya planchada, cosa que no ocurre si van en chándal o en zapatillas de deporte todo el día,
    Animo con lo tuyo… si mi hijo (que es varón y solo tiene 2 años) ya me dice lo que quiere y no quiere ponerse de ropa, ¡¡¡no quiero ni pensar lo que puede ser una princesa de 4 añitos…!!!!
    Besoss

  • 2. ANA  |  septiembre 22, 2010 at 13:18

    Totalmente a favor. No es de coles “caros” o ser de “pijos” ya que yo conozco coles concertados que también lo llevan. De todas formas otro debate; Hay profesiones que llevan uniforme, los auxiliares de vuelo, pilotos, enfermeras, médicos, en restaurantes…Todo es por tener una uniformidad en la “comunidad” que sea y mantener un tipo de imgen. ¿Por qué los peques no lo van a hacer igual?

  • 3. luisa  |  septiembre 23, 2010 at 9:39

    Mi hija va a un colegio público que tiene uniforme optativo. Mi hija en casa tiene “la ropa del cole”. Son 3 modelos que le escogio su mamá: ejemplo: pantalón, camiseta y sudadera. Con buen tiempo: legins con camiseta y sudadera.
    Así no hay problemas, sabe que al cole no se llevan vestidos (es mi opción, creo que están más comodas en pantalón) y que cuando vuelve del cole se cambia la ropa y se pone lo que le apetezca que suelen ser vestidos.
    A mi me parece que aún con uniforme sobresalen los que más tienen porque ellos siempre sobresalen.
    No me gustan las faldas de tablas o los pichis… pero insisto en que es mi opción y que jamas criticaré o protestare porque otras madres lo prefieran.
    Te aconsejaria que entre tu y tu hija escogieseis la “ropa del cole”, podrá ser una divertida actividad conjunta.
    Me gusta leerte.
    Un cariñoso saludo

  • 4. Carmen  |  septiembre 23, 2010 at 10:15

    Ana, Mamen, muchas gracias por vuestros comentarios 🙂

    Luisa, eso hemos hecho nosotros. Ana tiene su “uniforme” como bien dices: tiene la ropa para ir al cole y la de “salir” pero aún así, preferiría que todos llevaran lo mismo y así ella sabría que no hay más opciones. A mí me gusta que me leas!!! Gracias por estar ahí.

  • 5. Almudena  |  enero 10, 2011 at 21:55

    Hola!

    Yo fui a un colegio concertado en el que se llevaba uniforme, los chicos pantalones y las chicas, podían elegir si falda o pantalón. Por lo que, no hay ninguna distinción entre chicos y chicas.

    En mi opinión, es lo más práctico (y económico), tanto para los padres, como para el que lo llevaba, porque, a medida que se crece, en la elección de la ropa se tarda más. Nosotros no podíamos llevar ninguna prenda que no fuera uniforme, lo que significa que las diferencias sociales se notan mucho menos que si se fuera vestido “de calle”. En nuestro cole, nos dejaban sólo durante el mes de junio ir vestidos con ropa normal, eso sí, todos (sin excepción, chicos y chicas), debiamos estar atentos al largo de los pantalones y faldas y las camisetas, y en esos días de junio, se veía más que durante el resto del año la gente de un nivel social, digamos, más elevado.

    Yo estoy super a favor, para mi, es lo mejor sin lugar a dudas!

    Un beso a todas

Deja un comentario

Requerido

Requerido (permanecerá oculto)


− 1 = dos

Subscríbete a los comentarios via RSS