julio 21, 2010

¡Horror! Toca hacer maletas

Sí, habéis leído bien. Hacer maletas significa que nos vamos de vacaciones, hecho estupendo y merecido tras un largo invierno. Pero odio hacer las maletas, es algo que me estresa mucho, muchísimo, sobre todo, desde que Ana y Carlos están en mi vida.

Antes de su llegada no había mucho qué pensar: yo metía todo mi armario en una maleta enorme, todas mis cremas y potingues para el pelo en un neceser tamaño xxl y dejaba el resto del maletero para la mini bolsa de mi marido, el cual sigue sin creerse que utilice todos y cada uno de los productos que me llevo para cuidar mi cabellera bajo el sol y sigue afirmando que  3 pares de zapatos son más que suficientes para las vacaciones… ¡hombres!

A lo que iba, que me desvío del tema….

Ahora que Carlos y Ana también necesitan sus maletas, me echo a temblar cuando se acerca el momento de decidir qué llevarles, qué dejar, qué será necesario…. los mil “por si acaso” de turno que luego nunca hacen falta, a excepción del que decidiste dejar en casa, que de pronto no entiendes cómo lo dejaste allí y te toca comprarlo a precio de oro en cualquier sitio de playa…. Este año espero no tener problemas de espacio porque para eso tenemos un monovolumen de 7 plazas maravilloso y enorme… pero aun así, tengo mis dudas.

El pasado fin de semana fuimos a recoger a Ana a la playa, que tal y como os comenté en el anterior post estaba pasando unos días con su abuela, y el maletero del coche parecía que era el de una familia de 15 miembros en lugar de la nuestra y eso que sólo  nos íbamos un par de días fuera!!!!!

maletas-ninos

Cuna de viaje, cochecito de Carlos, bolsa de la playa con sus toallas, cubos, palas, pareos, cremas protectoras, bañadores, maletas con la ropa necesaria y los por si acaso, la mochila con comida para carlos, pañales y cambios de ropa por si acaso otra vez y así un sinfín de cosas más….. eso sí, este año, la hamaquita ya no viene con nosotros uffff

El próximo viaje será dentro de poco y nos vamos para 2 semanas fuera de casa…. que Dios nos pille confesados y que el padre de las criaturas no empiece con eso de “Creo que llevamos demasiadas cosas, ¿no puedes dejar algo aquí? El coche es grande pero no es una furgoneta de reparto y no, otra vez no!!!!, ¿cómo es posible que sigas trayendo ese neceser lleno de cosas????”.

Y vosotros? ¿Cómo lográis meter todo en el coche cuando os vais de vacas?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 Comentarios

  • 1. Maite  |  julio 21, 2010 at 20:31

    Carmen, a mi me pasa igual que a ti. No soporto hacer maletas, ni para irme ni para volver. Animo y ya nos contaras como lo hiciste. Yo prefiero meter de todo aunque mi chico se queje sin parar.

  • 2. Amaya  |  julio 22, 2010 at 14:02

    Pues yo hago las maletas en dos fases, en la primera meto todo y al dia siguiente segunda fase, con mas calma repaso y quito lo que crea innecesario. Pero este año será el primero con Gillen e Irene en la familia y estoy segura que el monovolumen de 7 plazas se quedará pequeño!!

Deja un comentario

Requerido

Requerido (permanecerá oculto)


tres + 5 =

Subscríbete a los comentarios via RSS