mayo 4, 2010

Mis regalos del día de la madre

Aunque me hubiera gustado publicar esta entrada el mismo día, por unas cosas o por otras no he podido.

regalos-dia-de-la-madrePero como más vale tarde que nunca y a mí me hace mucha ilusión enseñaros mis regalos, aquí os los dejo: un abanico hecho por Ana con sus manos estampadas “como si fueran dos amapolas mamá” y un joyero hecho con una caja de quesitos pintada de morado y la manita de Carlos en amarillo.

El viernes cuando salieron cada uno de su cole y guarde respectivos y vi cómo llevaban mis regalos se me caía la baba. Ana estaba emocionada y antes de darme un beso y un abrazo como suele hacer gritó “Mira mamá, es tu regalo, pero es una sorpresa ¿eh? No puedes abrirlo hasta el domingo”. Carlos directamente no lo soltaba. Estaba muy entretenido intentado quitar el lazo que adornaba el papel seda que lo envolvía.

Al llegar a casa decidimos, bueno Ana decidió, que el mejor sitio para dejar los regalos era mi mesilla de noche para que los viera nada más despertarme, pero me advirtió muy seria “no puedes abrirlos hasta que Carlos y yo nos despertemos” Y así fue. Cuando se despertaron, como siempre demasiado pronto para un domingo, se metieron en nuestra cama y su carita se iluminó cuando me dispuse a abrirlos. Sólo por esa cara todo merece la pena, incluso el madrugón 😉 Me dio todo tipo de explicaciones de cómo lo hizo y de cómo tengo que usarlo cuando tenga calor.

Carlos mientras tanto no paraba de coger su cajita y ponía unas caras muy graciosas porque se debía acordar de cuando hizo su regalo con sus profes.

¿Qué os regalaron vuestros pequeños por el día de la madre?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 Comentarios

  • 1. Diana  |  mayo 4, 2010 at 17:28

    Cayetana, de 4 años me regalo un bonito ramo de flores, confeccionado con pajitas (tallos), cartones de huevos (como petalos) y plastilina. UNa monada, y desde luego muy currado. Desde aqui felicito a la profe por su creatividad y su paciencia para armar semejante lío.
    Por supuestisimo el ramo venia envuelto concelofan transparente y un enorme lazo de papel pinocho rosa (su color favorito).
    Lo mejor de todo era que mientras abría ese peazo regalo, ella se habia aprendido una poesía “a la mejor mamá del mundo “que recitaba sin pestañear!!!!
    El colofón final fue cuando me la comi a besos y me dijo: JOOOO! pense que soltarias alguna lagrimilla!!!
    Por momentos como este, una se siente la más feliz del mundo por ser madre!

  • 2. Julieta  |  mayo 5, 2010 at 8:54

    Mi niño me regalo un collar de macarrones y me lo dio todo contento!!! mas majete….

Deja un comentario

Requerido

Requerido (permanecerá oculto)


2 + = seis

Subscríbete a los comentarios via RSS