Archivo de mayo, 2010

mayo 31, 2010

Papitis y mamitis

Antes de ser madre siempre pensé que eso de que las niñas tienen debilidad por su padre y los niños adoración especial por la madre era una tontería, un tópico como tantos.

Sin embargo, ahora que Ana y Carlos están en mi vida, he de decir, que en nuestro caso es así. Siendo los dos niños muy cariñosos y poseer facilidad para expresar sus sentimientos (o eso pienso yo cuando Carlos nos abraza, da grititos de alegría al ver a alguien conocido o Ana nos dice que nos quiere mucho), cada uno de ellos siente una debilidad especial por su padre o por su madre.

papitisAna me adora, me quiere con locura, para eso soy su madre, pero es entrar en escena su padre y a mí me hace el caso justo y necesario (hasta que me ve maquillarme, peinarme o ponerme unos tacones). Tal es la pasión por su padre que para casi todo le llama a él, incluso por las noches cuando quiere ir al baño o tiene miedo, le llama a él.

Yo no puedo evitar sentirme algo celosa en alguna ocasión… Es por ello, que aunque sea a  su padre al que reclama de madrugada, intento que no sea él que el que vaya siempre, para que que vea que su madre también existe y también puede hacer las veces de superhéroe .

El punto contrario lo pone Carlos, que tiene claro, por el momento, que con quién le gusta estar de mimos o que por quien bebe los vientos es por su madre. Hasta tal punto me prefiere a mí que una noche que estaba malito y me quedé dormida en la cama con él en brazos, su padre lo cogió para que yo me tumbara en condiciones. Cuando el enano abrió un ojo y vio que no estaba encima de su madre si no de su padre, no se lo pensó dos veces y abandonó el pecho de su padre para volverse a acomodar en el regazo de su madre.

Sé que son detalles y no es nada exagerado como ocurre en otros casos. De hecho cuando les hemos dejado algún día para ir a cenar sin ellos, Ana siempre pregunta que cuando vuelve sus padres, en plural, cosa que a mí por dentro, me hace sentirme como un ser superior al comprobar que mi niña, me echa tanto de menos como a su adorado padre, o incluso más, porque siempre pone la puntilla “Mamá no lo hace así” o “Mamá esto o lo otro”.

Y vuestros hijos, ¿tienen mamitis o papitis?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 Comentarios

mayo 18, 2010

Celebrar el cumpleaños

Se acerca el cumpleaños de Ana y tengo que pensar rápidamente en cómo lo vamos a celebrar. Sólo de imaginarme invitando a todos nuestros conocidos con niños me echo a temblar pero es que si invitas a uno, tienes que invitar a otro y al final a lo tonto, parecemos más una boda que una cumpleaños infantil.

cumpleanos-infantilConclusión: que voy a montar un sarao para la enana que cumple ya 4 años.

Mi intención es despertarla con su cuarto lleno de globos y con guirnaldas de colores puestas por las paredes. El resto os lo podéis imaginar: que si piñata, que si unos de sandwiches de nocilla y otros de  jamón y queso, que si gusanitos, que si confeti, la tarta….y muchos niños con sus correspondientes padres. Antes de que me arrepienta, voy a empezar a llamarlos, así no habrá manera de dar marcha atrás.

Como apenas tengo tiempo cada día, debo ir haciendo una lista donde anotar todo lo que tenemos que hacer y comprar para que no se nos olvide nada. Si estáis como yo y además no sois muy imaginativos, os recomiendo el reportaje “Hoy es mi cumple” . Hay un montón de preciosas ideas para organizar la fiesta de cumpleaños perfecta.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

mayo 4, 2010

Mis regalos del día de la madre

Aunque me hubiera gustado publicar esta entrada el mismo día, por unas cosas o por otras no he podido.

regalos-dia-de-la-madrePero como más vale tarde que nunca y a mí me hace mucha ilusión enseñaros mis regalos, aquí os los dejo: un abanico hecho por Ana con sus manos estampadas “como si fueran dos amapolas mamá” y un joyero hecho con una caja de quesitos pintada de morado y la manita de Carlos en amarillo.

El viernes cuando salieron cada uno de su cole y guarde respectivos y vi cómo llevaban mis regalos se me caía la baba. Ana estaba emocionada y antes de darme un beso y un abrazo como suele hacer gritó “Mira mamá, es tu regalo, pero es una sorpresa ¿eh? No puedes abrirlo hasta el domingo”. Carlos directamente no lo soltaba. Estaba muy entretenido intentado quitar el lazo que adornaba el papel seda que lo envolvía.

Al llegar a casa decidimos, bueno Ana decidió, que el mejor sitio para dejar los regalos era mi mesilla de noche para que los viera nada más despertarme, pero me advirtió muy seria “no puedes abrirlos hasta que Carlos y yo nos despertemos” Y así fue. Cuando se despertaron, como siempre demasiado pronto para un domingo, se metieron en nuestra cama y su carita se iluminó cuando me dispuse a abrirlos. Sólo por esa cara todo merece la pena, incluso el madrugón 😉 Me dio todo tipo de explicaciones de cómo lo hizo y de cómo tengo que usarlo cuando tenga calor.

Carlos mientras tanto no paraba de coger su cajita y ponía unas caras muy graciosas porque se debía acordar de cuando hizo su regalo con sus profes.

¿Qué os regalaron vuestros pequeños por el día de la madre?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 Comentarios