abril 14, 2010

Ropa de niño de entretiempo

Este último mes Carlos y Ana han estado los dos malitos. Ya es mala pata porque en todo el invierno apenas hemos tenido percances serios. En parte me siento responsable porque con este tiempo loco que tenemos, no acierto nunca con la ropa que pongo a mis hijos. Cada día es  un misterio meteorologicamente hablando y nunca sé si ponerles mucha o poca ropa, de abrigo o más de entretiempo.

El caso es que o me paso o no llego y claro, la salud de mis enanos se ha resentido: sus defensas son fuertes pero como a la de Troya antes o después se les cuela el enemigo.  Como apenas tengo tiempo se me pasa siempre mirar la previsión del tiempo y así me va.

Para no equivocarme más, por las mañanas cuando salen de casa, les pongo todavía el anorak y luego les forro con varias capas (sudadera o jersey, camiseta de manga corta y body para Carlos y camiseta de tirantes interior para Ana). Así, a primera hora van abrigados (ningún día he visto todavía temperaturas superiores a los 10 º) pero a medida que avanza el día y se templa un poco más el ambiente, pueden quedarse en manga corta si en clase o en la guarde tienen calor.ropa-ninos

El único problema lo tenemos cuando llega el “Momento Parque” de cada día, después de recogerlos y de un jornada agotadora de trabajo…  que bastante tiene una con sobrevivir al atasco como para enfrentarse a una jauría de niños corriendo de aquí para allá, sujetar el corazón para que no se salga por la boca cada dos minutos porque Carlos quiere subirse a todo lo que no debería y comerse todo lo que encuentra por el suelo, darle palique a algunos padres pesaditos y no morir con los tacones, el bolso, las mochilas de los niños y en ocasiones alguna compra para la cena.

Y en esas andamos cuando Ana pretende quitarse prácticamente todo y a mí me entran los siete males pensando en el fresquito que hace y encima coger también su anorak que más de una vez te planteas colgártelo de la cabeza y dejarlo como una capa en plan superhéroe.

Es verdad que ella no para y su hermano tampoco, que ya protesta cuando abandonamos la zona de juegos y se pone tieso cuando intento meterlo de nuevo en el cochecito.

Durante estos días de tiempo loco ¿qué les ponéis a vuestros hijos para salir a la calle?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

  • 1. Ruth  |  abril 15, 2010 at 16:07

    a mi me pasa lo mismo Carmen! no sabes como te entiendo. Me gusta mucho tu blog!! Escribe más!!!

Deja un comentario

Requerido

Requerido (permanecerá oculto)


tres + = 5

Subscríbete a los comentarios via RSS