Archivo de marzo, 2010

marzo 22, 2010

Primeros pasitos

bebe-primeros-pasosCarlos ya anda. El día de su cumpleaños nos regaló sus primeros pasitos y parece que ya está lanzado. Empezó tí­midamente dando un par de pasos y tras unos pocos dí­as practicando su equilibrio, ya recorre medio salón de casa persiguiendo el pequeño balón que su padre le regaló por su cumple.

A Carlos es el mejor regalo que le han hecho hasta ahora, se vuelve loco persiguiéndolo y se rí­e a carcajadas cuando logra cogerlo y lanzarselo a alguno de nosotros. Es tan grande su pasión por el balón que en el parque ya protesta cuando otro niño se lo coge, de hecho, pretende darle pataditas él solo, pero de momento para eso, necesita la ayuda de un adulto porque se cae cuando intenta su pequeño pie golpea la pelota.

Sobra decir que su padre ya le está viendo en un futuro como un crack del fútbol que nos sacará de “pobres” y retirará a toda la familia siendo el mejor jugador del mundo.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 Comentarios

marzo 17, 2010

¡Feliz primer cumpleaños!

primer-cumpleanosYa ha pasado un año y aunque sea un tópicazo lo voy a soltar ¡qué rápido pasa el tiempo!

Intento rebobinar la cinta de los recuerdos de estos últimos 12 meses y me doy cuenta de que ha habido muchos momentos que siempre quedarán grabados en nuestra memoria.

Recuerdos buenos como el día en que nació, sus risas, cómo juega y se divierte con su hermana, sus primeros gateos, cómo me mira, su primer diente…. pero también cosas más desagradables, que te hacen darte cuenta de lo frágil que es un niño pequeño y cómo depende de ti para todo, como cuando tuvimos que ingresarle sin apenas un mes de vida.

Soy afortunada porque mis dos hijos gozan de una salud de hierro y en estos años con ellos los malos momentos han sido pocos y breves. Y los buenos, han sido muchos.

Este primer añito lo celebraremos en casa, con sus abuelos y tíos, a los que tendré que poner un babero a cada uno cuando nuestro pequeño “terremotillo” se ponga delante de su tarta y entre todos soplemos la vela mientras él intenta meter la mano en la nata.

¡Felicidades hijo! Te quiero.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

marzo 9, 2010

Dejar al bebé cuando está malo

Carlos está malito. No tiene nada serio, pero el pediatra ha visto que tiene la garganta inflamada y algo más porque le ha mandado antibiótico y si le sube la fiebre, apiretal. Cuando uno de los niños está malo toda nuestra rutina diaria se ve alterada y nos supone un cambio de horarios y rutas que nos trastoca completamente.

dejar-bebe-cuando-esta-maloSin embargo, en medio de ese caos que se forma en esas situaciones, con el sueño pegado por no haber dormido cuidando al bebé, intentando organizar tomas de medicinas, etc, soy una afortunada que cuenta con su (santa) madre para estos casos y paso por su casa a dejar a Carlos o Ana con las medicinas y la  ropa de cambio antes de irme al trabajo volando.

 Soy muy consciente de la inmensa suerte que tenemos mi marido y yo ya que la mayoría de parejas no tienen a una madre cerca o disponible para estos casos de urgencia. Así que cuando un niño se pone malo, o bien el padre o madre de la criatura llama a su jefe contándole el problema y se queda en casa con él o desgraciadamente, las circunstancias laborales no son propicias y no les queda otra que  medicar al niño con lo que les haya recetado el pediatra y dejarlo en su guarde con el corazón en un puño por si le vuelve a subir la fiebre y la orden de que por favor les llamen en caso de que eso ocurra.

La primera opción es la deseable, poder quedarte con tu hijo cuando más te necesita, que es cuando está malito. Pero seguro que más de una madre que me está leyendo ahora, sabe que a veces no es posible, o bien por tener un jefe carente de cualquier signo de humanidad o bien porque si no van, no abren el negocio o son autónomos y ese día no facturan , lo que provocaría un estropicio irreparable en las cuentas del mes de su hogar y a lo mejor no hay para pagar todas las facturas.

Como os he dicho anteriormente, yo tengo la suerte de poder dejar a los niños con mi madre en estos casos y nunca estaré lo suficientemente agradecida porque sé que con ella es con quien mejor están en estos casos, casi mejor que conmigo misma. ¡Gracias Mamá!

¿Cómo os organizáis vosotros cuando vuestros hijos se ponen malos? ¿Podéis faltar al trabajo sin que vuestros jefes pongan mala cara? ¿Os facilitan la vida en el trabajo pudiendo trabajar desde casa y no pasa nada por quedaros al cuidado de vuestros hijos con el portátil en una mano y el termómetro en la otra?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 Comentarios