agosto 17, 2009

Gripe A y niño

Nunca me he considerado muy histérica ni hipocondriaca. Sin embargo, desde que soy madre he notado en mí algunos gestos o comportamientos que empiezan a decirme lo contrario. No sé si es un poco paranoia o qué, pero desde que ha nacido Carlos, los he notado más que nunca. Es posible que su nacimiento haya coincidido con la aparición pública de la Gripe A y esto ha hecho que mis mecanismos de defensa como madre se hayan puesto en máxima alerta.

Ahora lo paso fatal cada vez que alguien, sobre todo desconocidos, toca a Carlos. Por mi mente se desarrollan escenas a lo Ally McBeal en que le corto la mano al osado que ha tocado a mi hijo para luego desinfectarlo de los pies a la cabeza. Evidentemente, ni le corto la mano al desconocido ni desinfecto a Carlos, pero sí me hubiera gustado decirle educadamente que no toque al niño. Por no hablar de los paros cardiacos que sufro cada vez que alguien le besa un pie…. ¿pero por qué la gente besa a los niños sin conocerlos de nada? ¿Es que no ven las mismas noticias que yo en las que se  advierte que lo mejor es no tocarse o besarse para prevenir la Gripe A? Me saca de mis casillas. Ni yo misma toco a mi hijo cuando vengo de la calle hasta que no me he lavado las manos. ¿Empezáis a pensar que soy una histérica?

gripea.jpgEs por eso que me sorprende comprobar que pese a la cantidad de información sobre medidas preventivas que está dando el Ministerio de Sanidad para la población en general, no se hayan preocupado de informar en “particular” a dos de los grupos de riesgo que más pueden sufrir con este virus: las embarazadas y los niños.

A mí en este caso, me duele doblemente por mis dos hijos que, desde el Ministerio todavía no hayan hecho una campaña dirigida a los más pequeños, sobre todo ahora que se acerca la vuelta al cole. Lo fácil ha sido hacer unas campañas dirigidas a adultos, que están muy bien, insisto, pero se olvidan totalmente de los niños. Los adultos, al fin y al cabo, lo entendemos a la primera y luego ya haremos cada uno lo que quiera o considere necesario… pero ¿y ellos?

¿Cómo le decimos a un niño que no comparta sus cubiertos en el comedor del cole o guardería? ¿Cómo le decimos que no se abrace a sus amigos cuando los vea? ¿Cómo le explicamos la importancia que tiene estornudar con un pañuelo de papel en la boca? Me parece algo complicadísimo de hacer, por eso y con más motivo, pido urgentemente al Ministerio que se haga un último esfuerzo más y se centre en nuestros pequeños.

Yo misma he llamado al Ministerio, para más “inri” a su gabinete de prensa, y sinceramente, he alucinado un poco. Lo más que me han dicho ha sido que no hay nada específico para niños, que de momento, no hay nada previsto y que ya verán si es necesario en un futuro… y yo me pregunto ¿qué futuro? ¿cuándo los casos de niños infectados sean alarmantes?  ¿No sería mejor empezar ya para no lamentarnos en otoño? Una pena.

Menos mal que al dirigirme a la página web de la Comunidad de Madrid, que es donde vivo, sí encontré un vídeo explicativo dirigido a niños…. a ver si algunos, toman ejemplo.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

3 Comentarios

  • 1. Candela  |  agosto 18, 2009 at 7:58

    Yo te entiendo perfectamente. Prefiero pecar de ser una histerica con mis hijos que dejar que los soben sin ton ni son.

  • 2. Sandra  |  agosto 24, 2009 at 14:00

    Efectivamente. que mania con tocar a los niños. Yo tengo uno y me da pavor lelvarlo a la guarderia en septiembre. ESperemos que sea como dicen y que no pase nada

  • 3. gripe en niños  |  diciembre 21, 2010 at 17:33

    •Hola
    Lo que la medicina Alternativa hace es REFORZAR el sistema inmune subiendo las defensas de tus hijos sin atacar químicamente a los virus y bacterias que afectan el sistema respiratorio.
    Existen terapias alternativas para reforzar tu sistema inmunologico , ya sea a través de esencias florales , digtopuntura, reflexologia y Aromaterapia entre otras.
    Visitamos en el link adjunto y aprenderás consejos muy prácticos para aplicar en casa.

Deja un comentario

Requerido

Requerido (permanecerá oculto)


+ 2 = cinco

Subscríbete a los comentarios via RSS