agosto 4, 2009

Vuelta al trabajo

Se acabó. Definitivamente, mi baja maternal, mis días de permiso por lactancia y mis dos semanitas de vacaciones se han terminado. 

Ayer me incorporé al trabajo y he de reconocer, que hasta tuve cierto punto de ilusión. Son momentos en los que tus sentimientos están encontrados, los míos por lo menos. Por un lado me daba mucha pena tener que separarme de Carlos y se me pasan cosas raras por la cabeza (c0mo que se va a olvidar de mí), pero por otro lado, tenía ya ganas de hacer otra cosa que no fuera ocuparme al 100% de mi “cachorrilo”.

Con Ana, mi hija mayor, lloré ríos de lágrimas, pero con Carlos, no he derramado ni una…. ¿me estaré volviendo una insensible? Imagino que la experiencia es un grado y sé que va a estar perfectamente cuidado, aunque una parte de mí siempre piense que como con su madre, no está con nadie :O)

Mi primer día también ha sido más “suave” porque mis niños se quedan con su padre en casa, pero en septiembre habrá que pasar por el trago de llevar a Carlos a la guardería por primera vez. Cuando llegue ese momento, veremos si estoy tan feliz y fuerte como ahora.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

  • 1. Silvia  |  agosto 11, 2009 at 8:21

    Mucho animo Carmen, aunque lo lleves bien siempre “disgusta” volver

    besos

Deja un comentario

Requerido

Requerido (permanecerá oculto)


nueve − = 8

Subscríbete a los comentarios via RSS