julio 30, 2009

Vacaciones

Hola a todo el mundo.

Acabamos de llegar de la playa y aunque yo me temía lo peor, ha ido bastante bien. Tengo que reconocer que este año no me apetecía mucho el plan, ya que al ir con Carlos tan pequeño no sabía muy bien cómo iba a salir todo.

Sin embargo, tanto Ana como él se lo han pasado muy bien y Carlos no ha sufrido nada con los cambios de clima, calores, etc.carmen4.jpg

Soy de las que opina que la playa, sobre todo las de las zonas más tórridas de nuestra geografía, no son para bebés muy pequeños, así que Carlos no ha pisado la arena. Lo que sí hemos hecho ha sido acercarle hasta la entrada de la playa, donde había muchas palmeras que permitían estar allí sentados con Carlos tranquilamente mientras el resto de la familia se bañaba y jugaba.

A él le encantaba el plan, ya que se quedaba muy tranquilito mirando el horizonte y a la gente pasar.

Sus pies son ahora su mejor entretenimiento y los agarra y chupa en cuanto los ve. Además, hace unos gorgoritos y unos ruiditos de lo más gracioso, lo que siempre provoca las risas de quien está a su lado. Él que es muy pillo, los repite sin cesar consciente de que es él el motivo de la juerga. No sabe ya ni ‘na’.

PD: Las vacunas no le dieron reacción, el pediatra ya nos ha dicho que podemos incluir un par de cacitos de cereales sin gluten en el último biberón del día y que entre horas sigamos dándole mucha agua o algún zumito especial para bebés.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja un comentario

Requerido

Requerido (permanecerá oculto)


nueve + = 17

Subscríbete a los comentarios via RSS