marzo 30, 2009

Primeros días en casa

Tras pasar dos días en la clí­nica, mi médico me preguntó si querí­a quedarme un día más allá o irme a casa, no lo dudé ni un segundo. Quería irme ya a mi hogar para que mi niña mayor no estuviera tantos días sin su padre y sin su madre, ¡me moría de ganas por estar allí los cuatro juntos!

Los primeros días están sieotitis.jpgndo más o menos buenos… obviando por supuesto las “molestias” típicas (por no utilizar palabras malsonantes) del postparto.

 

Mi episiotomía es tremenda…. ¡me dieron 7 puntos!! Sí, una pasada y os aseguro que ha sido (y sigue siendo) muy molesta. Intento no moverme mucho para que la herida no se abra, pero entiendo que una herida de ese tamaño no se puede curar en menos de 10 días y en eso estamos…. curas de agua templada con sal tres veces al día y mucho secador para secar la zona.

 

La lactancia la estamos llevando bastante bien y Carlos come como un campeón, de hecho luego se queda profundamente dormido y las noches no están siendo nada malas... Las comparaciones son odiosas, pero al lado de cómo fue su hermana los primeros dí­as, este niño me parece un santo varón.

 

El punto “negro” de mi postparto, al margen de los puntos de ahí­ abajo, ha sido una otitis… no me he puesto mala en todo el invierno y justo al tercer dí­a de estar en casa, me dio tal dolor de oídos que no dudé un segundo en llamar al médico de urgencias del seguro. Se presentaron en una hora en casa y confirmaron lo que me temía: tenía una otitis externa. Paracetamol y unas gotas. Ya casi no duele, pero estoy sorda como una tapia….

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja un comentario

Requerido

Requerido (permanecerá oculto)


− 4 = dos

Subscríbete a los comentarios via RSS