Archivo de febrero, 2009

febrero 27, 2009

Contando los días

Me quedan algo más de dos semanas y los nervios, las ganas de ver a Carlos, la emoción, los miedos y la inseguridad van creciendo en mi interior.

carmen.jpgEstoy deseando verle la carita pero me “aterra” el parto, el posible dolor si la epidural no hace del todo efecto como me pasó con mi otra hija, el que algo vaya mal…..

Por un lado estos días de descanso se me están haciendo muy largos, pero por otro, muy cortos…. tanto que todavía no hemos montado su minicuna en nuestro dormitorio, pero de este fin de semana no pasa. Por lo menos tanto su bolsa como la nuestra están preparadas para salir en cualquier momento sin agobios.

Me paso las horas repasando mentalmente todo lo que he metido en ellas para que no se me olvide nada. Cada dos por tres me sorprendo a mí misma imaginando cómo será el parto, cómo será mi hijo, su carita, su cuerpo, si al final será pequeñito o normal, si tendrá mucho pelo, a quién se parecerá….

Y vosotras ¿estáis nerviosas? ¿os asusta el parto? ¿os imagináis a vuestros bebés ya en los brazos?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

febrero 22, 2009

¡Ha hecho efecto!

Estoy muy contenta. Tras dos semanas de descanso y tomarme la vida con más calma, mi pequeñín ha engordado y ha cogido 350 gramos. Sé que para alguien que no esté al día en embarazos, pesos de bebé y demás temas relacionados con una gestación, pueden parecer unos gramillos sin importancia, pero para una madre a la que le han dicho que su bebé “viene algo pequeño” ¡es un mundo!

Debo seguir descansado y no acelerándome demasiado, por lo que me han dicho que por supuesto ni me plantee volver al trabajo, ya que el niño ha recuperado el ritmo, pero aún tiene que engordar mucho más.  Estoy muy feliz porque aunque no será un niño enoooorme, si no uno de no más de 2,800 o 3 kilos a lo sumo, viene fuerte y bien formado, que es lo importante.

Volvieron a decirme que lo tengo “muy encajado abajo” por lo que no me dejan darme paseos ni hacer muchos esfuerzos en casa, no vayamos a adelantar el parto… esto puede parecer cómodo y descansado, pero me aburro como una ostra.

mama2.jpgLo peor de este descanso es que apenas puedo atender como me gustaría a mi niña de casi tres años….. es decir, no bajo con ella al parque a solas porque no puedo salir corriendo detrás de ella, no puedo llevarla cada mañana  a la “guarde” porque debo dormir más y ella va antes de que yo abra el ojo, no puedo cogerla en brazos cuando me pide mimos porque ya pesa demasiado, sino que debo buscar un asiento y sentarme para consolarla…

Todo esto me crea una sensación horrible de “mala madre” que sé conscientemente que no debo tener, pero es difícil evitarlo.

Tendré que asumir que es sólo temporal e irme haciendo a la idea de que cuando nazca el bebé, mi pequeña tendrá una madre que intentará con todo su empeño que ninguno de sus hios reciba menos amor y atenciones que el otro, aunque los primeros meses, el recién nacido sea el que se lleve la mayor parte de su tiempo.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

febrero 13, 2009

No soy la única

Sé que mal de muchos consuelo de tontos, pero el otro día tuve clase de preparación al parto y cuál fue mi sorpresa cuando, hablando con otras futuras mamis, había 3 en mi misma situación: de baja porque sus bebés no estaban tooodo lo grandes que debían en la eco de las 34 semanas.

Comprobar que no soy la única a la que le han dicho que su bebé viene algo pequeño y que debe descansar, me “tranquilizó” un poco. Estuvimos charlando animadamente, conociéndonos mejor y todas llegamos a la conclusión de que el ajetreo diario es lo que posiblemente haya hecho que nuestros niños estén un pelín más pequeños de lo normal y que descansando un poco y comiendo mejor, todo se solucionaría.

Nos dimos muchos ánimos las unas a las otras, incluso nos quedamos muy tranquilas y deseando vernos la semana que viene en la siguiente clase.

blogcarmen.jpg

Os cuento esto porque es muy importante compartir cada momento del embarazo con mujeres en la misma situación, nadie como ellas entenderán vuestro cansancio, vuestros sentimientos, vuestras dudas ¡incluso vuestro miedo! Os animo desde aquí a que charléis con otras embarazadas, ya sea en las clases de preparación al parto, ya sea en los foros de Crecerfeliz.es. Seguro que os disfrutais un montón compartiendo esta maravillosa experiencia.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

febrero 9, 2009

Eco de las 34 semanas y ¡a casa!

Estoy de baja y de bajón. La semana pasada me hicieron la ecografía correspondiente al último trimestre y cuál fue mi sorpresa y decepción cuando el médico me soltó un “Uy, ¿qué día me has dicho que fue tu útlima regla?” Me quedé paralizada porque el tono no me sonó muy optimista…..

Tras volver a medirme todo, el resultado era claro: “este niño ha dado un pequeño bajón en su tabla de crecimiento y te voy a tener que mandar a casa para que los dos descanséis y recupere el ritmo”. Me quedé totalmente sorprendida, decepcionada, triste… vamos, que no daba crédito a lo que me estaban diciendo…

Me encontraba taaaan bien, quitando las normales molestias a estas alturas de embarazo, que ni por un segundo pensé, en todos estos meses, que mi niño podía verse afectado por los madrugones, los tres cuartos de hora de atasco para llegar al trabajo, el trabajo en sí, el comer deprisa y corriendo, el volver a conducir hasta mi barrio, el recoger a mi otra pequeñuela, el llegar a casa, el poner lavadoras, el ir a la compra, etc. etc. etc.

madresegundavez-001.jpg

Debí poner una cara aterradora porque el médico me tranquilizó diciendo que no es nada serio, pero que hay que vigilarlo y que, posiblemente, con un poco de descanso y olvidándome del trabajo, se solucionaría. En dos semanas vuelvo a verle para ver si este parón en mi vida da los resultados esperados.

¡Ya os contaré! Me muero de ganas porque llegue la semana que viene y me digan que todo está bien y que era sólo una cuestión de bajar el ritmo…

Esto me ha hecho pensar que no es normal la vida que llevamos todos. Una mujer embarazada no es ninguna enferma, claro que no, pero a veces se nos olvida que está creando una vida en su interior y que tanto por parte del Estado como por parte de las empresas se debería tener en cuenta y tomar medidas de algún tipo como la baja obligatoria, un mes antes de la Fecha Probable de Parto. ¿Qué opináis?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

4 Comentarios