enero 12, 2009

Eco en 4D ¡no hubo suerte!

Y con la ilusión que a mí me hacía… Las ecografías sirven para controlar el embarazo durante los nueve meses de gestación, detectar posibles anomalías en su formación y ver si el bebé crece y evoluciona a un ritmo normal dentro de su madre. Gracias a los avances científicos y ecógrafos cada vez más modernos podemos ver con una nitidez asombrosa a nuestros bebés dentro de nuestro cuerpo.eco_4db.jpg

Normalmente los ginecólogos suelen hacer una por trimestre para evaluar tu estado y el del bebé: a las 12 semanas, a las 20 y hacia la 34.

Las conocidas ecografías en 4D se realizan entre la semana 27 y la 30, siendo la 28 y la 29 las mejores. Antes el bebé apenas tiene grasa en el cuerpo para que lo veamos “favorecido” y, más tarde, el feto es demasiado grande no habiendo espacio suficiente para que podamos verlo bien. Más que por su utilidad científica, han pasado a ser muy populares porque los padres pueden ver a su hijo con una nitidez increible y se van a su casa con un DVD con fotos y vídeos de él. Sobra decir que ningún seguro médico las cubre y por supuesto no son precisamente baratas.

Yo he hecho tres intentos en este embarazo, ni uno ni dos, si no tres. En la primera, semana 27 de gestación, mi niño estaba hecho una bola sobre sí mismo y en posición podálica (o lo que viene siendo lo mismo que estar de nalgas), era imposible ver nada. Estaba sentado sobre sus piernas y los bracitos rodeaban su cabeza. La médico me recomendó volver en un par de semanas porque su postura habría cambiado.

Siguiente intentona, semana 29. Mi querido hijo ya no estaba hecho una bola sobre sí mismo, había cambiado de postura y se había colocado con la cabeza hacia abajo. Pero ¡oh rayos! Está mirando totalmente hacia mi espalda y con la cabeza un poco agachada. Sigue sin verse nada. Tras más de media hora de intentos, paseos por la consulta y media tableta de chocolate. Lo dejamos para la semana siguiente.

Tercer y último intento, semana 30. Decepción total, Carlos no quiere dejarse ver. Está clarísimo, sigue exactamente en la misma posición y encima parece que protesta cuando la médica intenta moverlo presionando un pelín mi barriga. Me comentan si quiero intentarlo de nuevo, pero me aconsejan ahorrarme el dinero. Más tarde ya será muy grande y apenas podremos verle bien en el caso de que haya cambiado de posición.

¡Qué rabia! Tendremos que esperar a marzo para ver la carita de nuestro bebé. Y vosotras, ¿os habéis hecho una eco en 4D? ¿Tenéis pensando haceros una? ¿Cuánto os cobran? ¿Os parecen que pueden llegar a ser abusivos los precios?

Si queréis saber más sobre ecografías os recomiendo el artículo Ecografías: mirando en tu interior ¡es superinteresante!

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

4 Comentarios

  • 1. Ana  |  enero 12, 2009 at 13:41

    A mí me parecen muy caras!! me quede impactada cuando me dijeron lo que costaban, pero con la ilusion que te hace, pagas igualmente. Me cobraron 150 euros, aunque yo si vi bien a mi bebe.

  • 2. mama de Teresa  |  enero 13, 2009 at 14:18

    Hola, yo estoy embarazada de mi septima hija, y te puedo asegurar una cosa. Es mucho mas trastorno un segundo hijo que una sexta.
    Se crian mucho mejor cuando son varios hermanos. Las veces que a lo mejor he estado solo con una de mis hijas, son pesadisimas, hijas unicas exigentes y despotas.
    Teresa, la sexta nacio con Sindrome de Down, y para nada nos ha sido mas trabajoso.

  • 3. Silvia  |  enero 14, 2009 at 13:14

    A mí me hace mucha ilsusión hacerla pero desde leugo, baratas no me parecen!!! a mi me cobran 130 euros

  • 4. Rocio  |  enero 15, 2009 at 23:05

    A mi me cobran 160 €, pero yo creo q merece la pena pq te quedas super tranquila y dicen q es impresionante como se ve el bebe

Deja un comentario

Requerido

Requerido (permanecerá oculto)


7 − = dos

Subscríbete a los comentarios via RSS