enero 2, 2009

Año nuevo, hijo nuevo

¡Feliz Año Nuevo! El 2009 ya ha llegado y se presenta ante mí el reto de ser madre otra vez. Me quedan unas 10 semanas de embarazo y según se acerca el momento, me doy cuenta de que hasta ahora, se me ha pasado muy rápido y no he sido muy consciente del gran cambio que va a suponer en mi vida la llegada de Carlos.

No es que no me haya preocupado ni cuidado durante estos meses, no, pero sí es verdad que entre el trabajo, mi otra hija, el día a día…. apenas he tenido tiempo para pensar en que dentro de nada volveré a tener un pequeñín totalmente dependiente de mí.

El otro día me dediqué a bajar cajas de los armarios que contenían ropa de bebé de cuando nació mi hija y claro, un gusanillo de emoción me recorrió el cuerpo. ¡Me parecía increíble que se me olvidara lo pequeña que es la ropa de un bebé! Sus pijamitas, sus bodys y no daba crédito a que en algo tan minúsuculo entrara un ser humano.

Una de las mejores cosas que tiene la llegada de un segundo hijo es que tienes prácticamente de todo y la gran inversión económica que supone el primer hijo, con el siguiente apenas se nota. Ya tienes carrito, cuco, cambiador, minicuna, bañera, toquillas, ropita, etc. Aún así, siempre hay algo que te falta, como a mí, que o los armarios se han “comido” los pijamitas de recién nacido o yo me deshice de ellos y no me acuerdo, porque no aparecen por ningún lado.

cacao1.jpgTodavía no he pensado en hacer la bolsa para ir al hospital cuando llegue el momento, pero sí he empezado a hacer una lista mental de cosas totalmente necesarias para que luego no me pille el toro.

Además de los siempre mencionados camisones abiertos por delante, 2 sujetadores de lactancia, bragas desechables, zapatillas, bata y cosas de aseo, os recomiento que en vuestra maleta también incluyais un cacao de labios, un abanico y un bote pequeño  de agua termal para refrescar el rostro.

En los hospitales y en especial en las maternidades, siempre hace mucho calor y entre lo que hablas con las visitas, los cambios hormonales y el calor que pasas, os vendrán muy bien estas tres cosas.

Y vosotras ¿qué creeis que es de gran utilidad durante los días en la clínica?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

5 Comentarios

  • 1. Rocío S.  |  enero 3, 2009 at 15:29

    A mí me han recomendado tb llevar toallitas de colonia para refrescarme.

  • 2. irene  |  enero 3, 2009 at 20:45

    yo ya he tenido a mi primer hijo y lo mas util,ademas de lo que comentaste es una bata,zapatillas,neceser (con pasta de dientes,cepillo,peine,pinzas de cejas) y toallitas para el bebé.

  • 3. Ana  |  enero 8, 2009 at 12:10

    Yo os recomiendo ke si no estais acostumbradas a los camisones, no los compreis largos, se enredan en las piernas y luego se esta muy incomoda.

  • 4. Pato  |  enero 20, 2009 at 16:23

    ¿Son necesarias las braguitas desechables?

  • 5. Carmen  |  enero 20, 2009 at 17:00

    Pato: realmente creo que va con la comodidad de cada una, a mí realmente no me sirvieron de mucho porque me las compré pequeñas…. sin emabrgo en este segundo parto, volveré a comprármelas pero de mi talla, claro. Sobre todo los primeros días debes usar las compresas tocológicas que te dan en el hospital, por lo que si manchas mucho, no hay ‘problema por “tirar” las braguitas a la basura y ponerte unas nuevas…. pero si no te encuentras cómodas con ella, opta por las de algodón cómodas y sin costuras… Pero RECUERDA: elige las más cómodas y amplias que tengas…. tras el parto no desaparecen la barriga ni la hinchazón inmediatamente, por lo que no te estará todaviá nada anterior al embarazo.

Deja un comentario

Requerido

Requerido (permanecerá oculto)


7 − cinco =

Subscríbete a los comentarios via RSS