Archivo de noviembre, 2008

noviembre 28, 2008

¡Ups! Positivo otra vez

test_embarazo1.jpgEs increíble cómo se transforma el día a día de una pareja con la llegada de un hijo, pero ¿qué sucede cuándo llega el segundo? Los que ya han pasado por esa experiencia afirman con rotundidad que el primero te cambia la vida, el segundo ¡la descoloca!

Me llamo Carmen y a partir de ahora voy a compartir con vosotros mis sentimientos, mi día a día y mi nueva vida descolocada gracias a mi segundo embarazo.

A lo mejor esta entrada suena (o mejor dicho, se lee) como algo pesimista o falta de ilusión… nooo, nada más lejos de la realidad. Este segundo embarazo es fruto de un amor muy grande (no quiero ponerme pastelona pero es la verdad) pero quizás, sí ha sido algo más inesperado que con el primero.

Mi marido y yo siempre tuvimos claro que queríamos tener más de un hijo. Nuestra pequeña que ya tiene 30 meses (es decir, 2 años y 6 meses… Otra de las cosas que cambia en tu vida con un hijo es la medición del tiempo, lo que antes era mucho o poco ahora pasa a ser semanas o meses) debía tener un hermanito/a para compartir su vida, pero no calculamos que sería este año.

La noticia nos pilló un poco desprevenidos y lo que en un primer test de embarazo era un retraso seguro, con la segunda prueba, unos días después, empezamos a contemplar la posibilidad de que ese hermanito/a estaba llamando a nuestras puertas. Tal era nuestra incredulidad que necesitamos una tercera visita a la farmacia para confirmar la noticia.

mami_embarazada.jpgMi primera sensación fue la de total y absoluta alegría, pero casi al instante me invadió un cierto y creciente miedo. Miedo a perder la ya ordenada vida, miedo a no saber cómo nos vamos a organizar, miedo a cómo voy a dar cariño y amor a dos hijos y un marido, miedo a esas noches sin dormir, miedo a ese agotamiento tras varias horas con un bebé en brazos llorando sin parar, miedo a volver a pasar por todo de nuevo…..

Puedo sonar egoísta y frívola, pero me da pánico hasta volver a engordar y no recuperar el tipo.

Pero una vez superados esos absurdos aunque creo que perfectamente comprensibles temores, aquí estamos, afrontando un segundo embarazo con una sonrisa bobalicona en la cara y un estado constante de felicidad y ternura al ver un bebé por la calle.

Ya estoy de 25 semanas, espero un niño y se va a llamar Carlos.

Y vosotras ¿estáis embarazadas? ¿estáis buscando un positivo? ¿tenéis más hijos?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

11 Comentarios